09 noviembre 2011

CIELO

Desde la primavera oculta de mis sienes, esa que se esconde de mi vejez, diviso el cielo que me prometieron de pequeña; no se tocar el arpa y mis movimientos no tienen ya la armonía de una bailarina, mi rostro esta arrugado y se asemeja mas a un demonio que a el de un ángel ¿Qué voy hacer yo en ese cielo?